El campo de Gurs fue un campo de refugiados construido por el gobierno francés en 1939 tras la caída de Cataluña y el fin de la Guerra Civil Española para dar acogida a aquellos que huían de España por temor a las represalias del franquismo. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, el gobierno francés internó en él a ciudadanos alemanes y de otros países considerados afines a éste, así como a franceses considerados peligrosos por sus ideas políticas y a presos por delitos comunes.

Tras el armisticio firmado con la Alemania Nazi en 1940 por el gobierno de Vichy, fue empleado como campo de concentración para judíos de cualquier nacionalidad excepto francesa y personas consideradas peligrosas por el gobierno.

Después de muchos años de olvido, el Campo de Gurs constituye una oportunidad para reflexionar y actuar, es un símbolo de la Europa del Siglo XX y una plataforma para construir la ciudadanía de hoy.
 

Tras la victoria de Franco sobre la República española en 1939, numerosos combatientes, junto con sus familiares y otras personas que temían la represalia franquista, huyeron a Francia. El gobierno francés construyó varios campos para dar acogida a estos refugiados. El más importante fue el de Gurs, construido junto a la ciudad del mismo nombre, en la región de Aquitania del departamento de los Pirineos Atlánticos, 84 kilómetros al este de la costa atlántica y 34 kilómetros al norte de la frontera española.

Para el emplazamiento se eligió un cerro alargado, con el lomo plano, de tierra arcillosa, cuya utilidad agrícola era prácticamente nula: algo de maíz y dehesa para ganado vacuno. La construcción comenzó el 15 de marzo de 1939, y estaba aún incompleta cuando el primer grupo de refugiados llegó al mismo el 4 de abril.

El campo medía unos 1.400 metros de largo y 200 de ancho, una superficie de 28 hectáreas. Una única calle lo atravesaba a lo largo. A ambos lados de esta calle se cercaron parcelas de 200 metros de largo y 100 de ancho, llamadas ilots ("islotes"), siete a un lado y seis al otro. Las parcelas estaban separadas de la calle y entre sí por alambradas. Éstas eran dobles por la parte trasera, formando un pasillo por el que circulaban los guardias del exterior.

En cada parcela se montaron 30 barracones, en total 382.

 



Deportación
Desde agosto de 1942 a Febrero de 1943,
6 convoys salieron de Gurs para conducir
a 3.907 personas a Auschwitz vía Drancy.

Internos en el Campo de Gurs
26.641 judíos originarios de Alemania, Polonia y Austria.

24.520 españoles republicanos (de los cuáles 6.555 vascos y 6.808 Brigadistas Internacionales -de 52 países-).

1.470 français

63 gitanos